Charla con los guionistas de Juego de Tronos

Los guionistas David Benioff y Daniel B. Weiss contestan a las preguntas de los 400 afortunados espectadores.


Juego de Tronos - infocortos

El rodaje de la quinta temporada de Juego de Tronos está trayendo a sus seguidores grandes satisfacciones.  Sin ir más lejos, esta misma tarde, los guionistas de la serie, David Benioff y Daniel B. Weiss han charlado con unas cuatrocientas personas y respondido a todas las preguntas que se le han realizado.

La cita ha sido en el Teatro Central de Sevilla, a las 17:00 horas y, puntuales, se han presentado los dos guionistas ante el aplauso de los asistentes.

Previa presentación breve de la anfitriona de ceremonias y moderadora del evento, ha comenzado el turno de preguntas ante el público asistente.

Lo primero en salir a la palestra ha sido el lugar elegido por los creadores de la serie para el rodaje. Los guionistas han mostrado su entusiasmo, pues les encanta los escenarios naturales que existen en Andalucía, entre las que han destacado Sevilla y Osuna, dos de las ciudades escogidas para rodar varias secuencias. En palabras de Daniel B. Weiss, les sorprendió el poder conseguir rodar dentro del Alcázar y, una vez conocida la noticia, les hizo una gran ilusión. David Benioff apuntó que el jueves, precisamente, ruedan en “la sala más bonita del mundo”.

No escapó la pregunta sobre el rodaje en la ciudad de Córdoba, concretamente en el entorno del puente romano, a lo que respondieron, sin querer contestar con toda la exactitud que se merecía, quizás para no entrar en ningún tipo de spoiler, que posiblemente se trataría de una toma de imágenes para efectos visuales y, sonrientes, dejaron entrever que podría ser parecido a uno de los puentes que intervienen en la historia.

Los rodajes en tierras españolas seguirán durante todo el mes de octubre y pasarán finalmente a Irlanda tras este periodo.

charla juego de tronos - leyenda producciones

Entre las cosas más comentadas no faltó la comparación entre el libro y la serie. “Tomamos decisiones en base a lo que creemos mejor para la buena marcha de la serie”, comentaba Daniel B. Weiss, y continuó, “todo se hace con la idea de crear la escena más potente, independientemente de que sea más fiel o menos fiel al libro”.  A lo que David Benioff apuntó que “hay cosas que funcionan en el libro y no funcionan en la serie” refiriéndose, por ejemplo a la cantidad de personajes y a la progresión de esos personajes, pues no podían profundizar en ellos tanto como lo hacía el escritor.

Y es que “es difícil producir una serie basada en un libro, cuando éste es improducible”, comentaba Daniel B. Weiss. Es decir, el autor de la historia de Juego de Tronos, George R. R. Martin, escribió un libro no limitado respecto a la producción, y convertirlo en serie exige un grandísimo esfuerzo y un enorme coste.

Ambos guionistas reconocen en sus actores la buena y la gran influencia del teatro en sus actuaciones. Comentaban que cuando se escribe en inglés es muy difícil no dejarse influenciar por Shakespeare y, ante la pregunta de que si se deja algo de improvisación a la parte actoral, la respuesta fue enérgica: “cero. Improvisación cero.”.  David Benioff explicaba que “a veces se puede cambiar algo por un problema de dicción, pero nada más. No se improvisa ningún tipo de cambio.”

“Hay muchos factores que influyen en la buena marcha de la serie”, comentaba Daniel B. Weiss. La influencia de los actores, las buenas actuaciones, la historia que se cuenta. Todo está ligado. Internamente, incluso el saber qué pasará episodios más tarde puede influir en momentos dados sobre los actores. “Hay actores que necesitan saber qué va a ocurrir después y a otros que les da igual”. Ellos mismos, los guionistas, en su creatividad, están sumamente satisfechos con su entorno, porque todo está armonizado. Hablan de un 95% de los casos en los que, con la simple idea que se expone al resto del equipo, éste lo capta perfectamente y devuelve con creces lo que piden. Cuando solicitan un cierto vestido o cierto trabajo de arte, “todos son buenísimos y todos van en sintonía con la serie”, comentan, “se trata de darles independencia y autonomía”, para que todo fluya en la dirección correcta.

Tanto David Benioff como Daniel B. Weiss no habían hecho nada en series de televisión, pero ni cortos ni perezosos, contactaron con George R. R. Martin. Y ante aquel almuerzo, que casi se convirtió en cena, hablaron largo y tendido sobre el asunto. George R. R. Martin no puso condiciones respecto a si esto se tiene que rodar de esta manera o de esta otra sino que les preguntó por uno de los personajes de su historia. Lo único que quería saber George R. R. Martin era si a esas personas que tenía enfrente y que querían adaptar su historia, les gustaban tanto sus libros como a él mismo. La respuesta está más que clara en estos momentos.

charla juego de tronos - leyendaproducciones

Respecto a la forma de trabajar de los guionistas de Juego de Tronos, tampoco difiere mucho del resto de los guionistas de otras series, según nos han explicado. “La escritura es un proceso. Empezamos en pequeño y vamos aumentando”, decía Daniel B. Weiss. Al fin y al cabo, su manera de trabajar es empezar por un storyline y marcar un objetivo, luego, ir profundizando y rellenando en el medio de la historia. Su destino es un objetivo ya fijado, al que tienen que dirigirse diseñando la trayectoria. Trabajan con tarjetas de colores que describen las escenas. Juntas, dibujan un camino de un determinado color que diferencia una trama concreta.

A todo esto hay que sumar que el guión se reescribe continuamente, incluso después de rodar, en postproducción, se puede llegar a modificar. El mayor reto al que se enfrentan como guionistas es la gran cantidad de personajes, y tienen que sacrificar a unos para poder produndizar más en otros. Esto puede hacer que sea más marcada la diferencia entre el libro y la serie, pero tanto David Benioff como Daniel B. Weiss lo ven como “cosas diferentes”.  “Que ocurra una cosa en la serie no quiere decir que eso vaya a ocurrir en los libros” comentaba Daniel. Ahí también está, en cierto modo, parte de la esencia de Juego de Tronos, en saber si lo que pasa en la serie es o no lo mismo que lo que pasa en los libros o viceversa.

Cuando los dos guionistas hablaron de hacia dónde va la serie, comentaron que “las historias” que ellos cuentan “van hacia adelante, y no es fácil hacer un flashback en una serie”, aunque tampoco lo han descartado. Esto venía a colación cuando hablaban de la continuidad de la televisión, donde lo mismo te mantienes durante años como que caes estrepitosamente. “Nunca sabes cuánto va a durar tu trabajo”, apuntaba David.

Esta tarde hemos asistido a una gran cita. Una buena ocasión para hablar de una de las series más laureadas de la televisión, Juego de Tronos.