La realizadora estadounidense Tamyka Smith ha presentado hoy en Tabakalera – Centro Internacional de Cultura Contemporánea la instalación que completa la pieza audiovisual Gwendolyn Green, cuyo estreno mundial tendrá lugar en la sección Zabaltegi-Tabakalera de la 65 edición del Festival de San Sebastián.

Zabaltegi Tabakalera, la sección competitiva más abierta del Festival de San Sebastián, donde no hay normas, ni limitaciones de estilo o tiempo, se alimenta también de experiencias que van más allá de la pantalla. El año pasado Tabakalera ya acogió 327 cuadernos, una instalación de Andrés di Tella sobre los diarios de Ricardo Piglia. Una película que también era una instalación: cine desbordado.

“Gwendolyn Green es una mujer mayor, viuda, que pasa sus días en soledad en una urbanización de Palm Springs, como si viviera en otra época. Pero cuando esta sensación de aislamiento comienza a acecharla, decide llamar al teléfono de emergencias (112) en busca de compañía y conexión con el mundo”, explica la cineasta, que fue residente de la primera edición del programa de desarrollo de proyectos audiovisuales Ikusmira Berriak.

La instalación es una réplica de la cocina de Gwendolyn Green, donde se desarrolla la mayor parte de la película. El público podrá reconocer el papel de la pared y los diferentes objetos de la película, como si esta instalación fuera un espejo de la pantalla. “De esta manera, la sensación de aislamiento, claustrofobia y soledad de la protagonista podrá ser vivida también por el público”, ha señalado Smith.

La instalación es interactiva: los cajones de la cocina guardan la cubertería usada por la protagonista, las notas manuscritas en la pared ofrecen pistas de su vida cotidiana y si el visitante descuelga el teléfono, será la voz de Gwendolyn la que le dé la bienvenida. De acuerdo a la artista, “la experiencia está acompañada también por cambios de luz en función del momento del día; el atardecer, cuando la luz es más tenue, con el día a punto de terminar, nos remitirá directamente a la película”.

La instalación podrá visitarse en Tabakalera hasta el 29 de octubre.

Bio:

Tamyka Smith (Nueva York, 1983) es madre, cineasta y cofundadora de Daughters Projects, una pequeña productora que impulsa proyectos cinematográficos liderados por mujeres. Su cortometraje Hes the best (2015) se entrenó en el Festival Internacional de Cortometrajes de Clermont-Ferrand y se proyectó en numerosos festivales internacionales. Gwendolyn Green es su segundo trabajo como directora.

Sinopsis del cortometraje:

Inspirada en hechos reales, esta es la historia de Gwendolyn Green, una viuda entrada en años que pasa sus días en soledad dentro de una residencia vallada en Palm Springs, como atrapada en otra era. Cuando la falta de habilidades sociales y el aislamiento empiezan a asfixiarla, descuelga el teléfono y llama al 911 en busca de conexión humana. Gwendolyn crea un vínculo especial con el agente que le responde, y encuentra en él el cuidado y la conexión con el mundo moderno que anhela.

Gwendolyn Green también se presentará, a través de una instalación, como una experiencia envolvente, permitiendo a los  asistentes ver la película dentro de la réplica de la cocina de Gwendolyn, lugar donde transcurre la mayor parte del trama. Los asistentes podrán abrir los cajones de la cocina y ver la vida de Gwendolyn a través de unos cubiertos desgastados, podrán contestar al teléfono para escuchar su voz, y ver sus notas escritas que dan pistas de su vida privada.

Entradas recientes

Escribe un comentario