Coincidimos, estos días en el Festival de Cine Documental Alcances, con Jaione Camborda, una cineasta nacida en San Sebastián y que vive y trabaja desde hace unos años en tierras gallegas. Allí, precisamente, ha sido donde ha filmado su último cortometraje documental “Rapa das bestas”. Hemos hablado con ella sobre este trabajo.

 

Infocortos: ¿De qué trata “Rapa das bestas”?

Jaione Camborda: El contexto del cortometraje es la “rapa das bestas”. Es un evento que sucede en distintos puntos de Galicia en el que más o menos sobre julio y agosto se recogen a las “bestas”, que son, en realidad, yeguas salvajes… igual hay algún macho, pero principalmente, yeguas salvajes. Se recogen del campo y se llevan a una zona que se llama el “curro”, y en ese espacio le rapan las crines, la cola, les desparasitan y les marcan. En realidad en este evento, el hecho de que les rapen y desparasiten es una idea por el bien del animal, para que no cojan enfermedades y puedan vivir más años en libertad, pero bueno…, luego siempre puede crear ambigüedad, ¿no?, porque también hay un encuentro físico entre el hombre y el animal muy fuerte y, además, se ha convertido en un espectáculo a su vez. De alguna manera friccionan bastantes conceptos que a mí me interesaron. Si hubiera tenido una posición clara no hubiera sido de mi interés. El hecho de que se generen lugares de cierta ambigüedad me situa en un lugar fértil para establecer algunos cuestionamientos o preguntas que lanzo un poco en esta película.

I.: ¿Es una inquietud que ya tenías hace tiempo o es una situación desconocida con la que te has encontrado y has querido retratar?

J.C.: Llevo trabajando un tiempo con piezas que relacionan el animal y el hombre en un contexto de competición o lucha, y este era un evento que ya me venía interesando hace tiempo. Luego, al ir allí y sacar las primeras imágenes, cuando retorné y vi el revelado, descubrí un potencial a su vez cinematográfico y fotogénico que me interesó muchísimo.

I.: Imágenes muy impactante con una gran potencia sonora que hace que te metas muy dentro de la historia. Háblanos un poco de este aspecto.

J.C.: El sonido lo trabajé con Juan Carlos Blancas, que es un artista sonoro. Fue una parte que cuidamos mucho, combinando sonidos en directo y trabajando de una manera casi musical y generando mucho volumen. Así como la imagen iba a favor del volumen, el sonido también iba a favor de él, del ritmo y de la intensidad…, de esa parte tan intensa que sucede en el “curro”. Y, bueno, fue un trabajo bonito de hacer.

I.: Grabado en Súper 8, ¿por qué ese formato?

J.C.: El formato…, por varias causas, principalmente porque disfruto mucho de él. He trabajado con este formato en las últimas piezas y encuentro mucho placer en la filmación. Por otro lado porque, bueno, en este caso me parecía que dialogaba muy bien el formato Súper 8, en el que yo, además, elijo el Tri-X Kodak porque también me va a dar un tipo de estética que va a confundirse casi con una estética de archivo, y cómo esto también dialoga con ciertos conceptos que yo pongo o ciertos cuestionamientos que planteo en la película. Cómo dialoga el propio formato con estos conceptos, me pareció adecuado para esta película concretamente.

 

 

I.: Háblanos sobre la manera de filmar, sobre la cercanía física y sobre el material descartado.

J.C.: A mí no me suele gustar acumular mucho material. Yo  creo que eso también viene mucho dado por la personalidad de cada autor. A mí me gusta trabajar con menos material pero, con una plasticidad mayor y a través del Súper 8, me permite utilizar mucho material grabado. Utilicé aproximadamente un ochenta por ciento de material filmado. Respecto a la cercanía, sí, hay bastante cercanía física. Había muchos fotógrafos que, bueno, tiraban la foto y se retiraban. Yo al tener que filmar el movimiento y tener que aguantar el plano un tiempo, el peligro era mayor a veces. La imagen también se ve impregnada de esa tensión y eso es algo que es bueno en la película porque realmente es de mucha intensidad. Esta peli plantea una danza con el propio caballo y con el luchador, y tienes que coger la distancia adecuada, porque si estás muy muy cerca no puedes danzar con ellos, no puedes estar con el movimiento imprevisto. Tienes que coger la distancia adecuada, ni muy lejos ni muy cerca, para poder estar ahí y poder tener capacidad de movimiento.

I.: Había ciertas situaciones un tanto angustiosas quizás. No ya con hombres fuertes y corpulentos, sino con niños.

J.C.: Bueno, yo intento esconder lo máximo mis intenciones en la medida de lo posible, para que el espectador saque sus propias conclusiones y tenga un espacio para responderse. En este caso existe en la “rapa” el pasar de generación en generación, como una iniciación en la tradición. Y eso es algo que la película también cuestiona: el tema de la tradición y la vigencia de esa tradición, el tema de iniciar a los niños para que se perpetúe. Y eso es parte de lo que se da en ese evento. Está retratado y genera diferentes reacciones.

I.: ¿Cómo es el proceso y la experiencia de trabajar con el montaje en Súper 8?

J.C.: Yo ruedo en Súper 8 pero el montaje lo hago en digital. Trabajo bastante tiempo en los montajes y si tuviera que cortar el material sería un puzzle total. Así que monto en digital y se convierte en una forma digital, no se diferencia tanto. Trabajo mucho por intuición en el montaje, porque me interesa mucho el ritmo y el respirar de la película y, a veces, eso es algo que uno no puede medir, sino que hay que ver el momento del cambio o la imagen.

I.: El Súper 8 parece ser tu sello de autor… ¿has trabajado antes con él? ¿Piensas seguir haciéndolo?

J.C.: Mis últimas piezas han sido en Súper 8 y b/n o alguna en color. Y sí, a mí el celuloide me atrae mucho pero tampoco tengo problemas con el digital. El Súper 8 me ha permitido acceder a una estética con la que consigo expresarme. Y ahora estoy preparando mi primer largometraje, que va a ser en 16 mm. O sea, que por ahora mantengo el celuloide pese a que, ya te digo, que no tengo problemas con el digital… Cada película y cada sensibilidad necesita de un tipo de material. Al fin y al cabo, eliges lo que se adapte mejor a tu forma de mirar.

 

 

 

Entradas recientes

Escribe un comentario