Hoy te voy a hablar sobre las 7 razones principales por las que una persona que se ha planteado escribir alguna vez un guión, no ha terminado de hacerlo o, si lo ha terminado, lo ha dejado abandonado como si no valiera nada.

Tienen que ver con estabilidad emocional, dinero, flexibilidad y relaciones humanas. Debes ser muy fuerte para enfrentarte a todos los obstáculos que te puedes encontrar.

Vamos con ellas:

1. Autoestima.

Creer en uno mismo es fundamental para seguir adelante en cualquier proyecto. Es la base de todo. Si no estás convencido o si no disfrutas lo que haces tienes una alta probabilidad de fracasar en tu empeño. Desde aquí te animo a empezar a escribir. No te desanimes por llevarte un día escribiendo y al día siguiente tirar a la basura lo que has escrito. No pasa nada, pues es también un ejercicio de experiencia. No te vengas abajo por este motivo.

 

board-928386_640

2. No leer guiones.

Otra de las razones por la que no tienes aún tu guión es porque no has leído los suficientes guiones. Sí, has visto películas, largos, documentales, animación, muchos géneros…, has visto cortometrajes, muchos…, pero no has leído guiones.

 

book-841171_640

 

Leer guiones te aclara ideas, te forma en estructuras, te hace ver la simpleza de la escritura en algunos casos y de las relaciones entre las piezas en otros. ¿Cómo sabes cómo se hace algo si nunca has visto hacerlo?

3. Pensar en la producción más que en la historia que quieres contar.

Este es un gran problema, pues tiene que ver con lo que afecta a tu bolsillo. Si escribes pensando en la producción, esto hace que tu historia se adapte a un presupuesto teórico establecido por ti, y eso es un problema. Mezclar dinero con tinta te puede suponer un buen quebradero de cabeza.

 

coins-948603_640

 

¿Te has parado a pensar que quizás llegues a vender el guión que ahora estás escribiendo? En este caso no vas a poner dinero, en este caso la financiación del guión será por cuenta ajena, con lo cual no necesitas escribir tu guión pensando en lo que te va a costar hacerlo realidad.

4. No pensar en la producción.

Paradójicamente, la cuarta razón que te enumero es la de no pensar en la producción, pero en este caso me refiero a la logística. Tanto a ti como a un productor os conviene que todo esté relativamente cerca, si planteas un guión con escenas exteriores identificables en Madrid y en Nueva York, no te quedará más remedio que ir a cada uno de esos lugares. Puede que te convenga que no haya mucha figuración, por ejemplo, piensa en traslados, tiempo, bocatas… En definitiva, deberías evitar complicaciones de producción… Si escribes un guión con un montón de parafernalia, localizaciones, extras, etc., volverás loca a la gente que se encargue de la producción, tanto en la prepro como en el mismo rodaje. Evita locuras.

people-314481_640

5. Ser muy teórico.

Sí, ya sé, te has leído todos los libros de guión del mundo y conoces perfectamente la estructura, las reglas, climax, puntos de ruptura, bla, bla, bla. Unos autores son más amenos, más amigables de leer y otros… otros no hay quien se los trague.

 

whiteboard-849810_640

 

Unos te facilitan las cosas y otros te complican la vida, de tal forma que cuando te pones manos a la obra no sabes ni por dónde tirar. Conoces tanto las reglas que te duele hasta romperlas. Te invito a la flexibilidad, por favor, un poco de flexibilidad no viene nada mal.

6. Pedir opinión a gente tóxica.

Y ahora me dirás, ¿pero cómo sé yo si es tóxica o no? Pues es complicado, pero te diré los dos tipos de gente tóxica con la que te puedes encontrar: uno de ellos es el tipo de gente para el que nada se puede hacer y todo es imposible. Que van más allá del me gusta tu historia o no me gusta tu historia. No te dan consejos sobre situaciones del guión sino que lo que quieren es cambiar tu guión tan drásticamente que ya no parecerá un guión tuyo, pero no creas que lo hacen con mala intención, todo lo contrario, lo hacen por ti, pero a ti no te convienen, te lo aseguro. Este tipo de persona tóxica es muy dañina, pero es más localizable que el otro tipo.

 

good-1122969_640

 

El otro tipo de persona tóxica es el que yo llamo «palmero«. Te aplaude y te da palmaditas en la espalda sin haber apenas entendido tu guión, tu historia o tu intención al escribir sobre ese tema en concreto. Tiene la misión de elevarte a los cielos, de subirte al altar, de hacerte feliz aunque tu guión le haya parecido flojo, simplemente porque es guay tener un colega que escribe guiones o hace películas.

Huye del palmero y del negativo o, al menos, no les hagas mucho caso.

7. No escribir.

Te va a resultar curiosa esta razón, pero es muy importante. Una de las principales razones por la que aún no tienes tu guión es porque no lo has escrito. … Te dejo unos instantes para que pienses en esto. … ¿Ya?… Vale. Pues ahora te explico. Si no escribes no mejorarás nunca tu escritura. Al principio tirarás muchas historias a la papelera, pero con el tiempo verás que tú mismo/a estás creando y alimentando tu propia experiencia. Si no tienes experiencia, no podrás salir del paso en muchas ocasiones, o tardarás más de la cuenta en hacerlo. Escribe.

 

pencil-918449_640

 

Si no sabes por dónde empezar, te invito a leer, de momento, un post que escribí hace ya mucho tiempo y que nunca pasará de moda. Ataja, sobre todo, el problema del miedo al folio en blanco. Te ayuda a conseguir la inspiración para poder escribir sobre algo. Te ayudará si aún no tienes clara la temática y cuando lo único que tienes claro es que quieres escribir un guión cinematográfico. Ya hablaremos de longitud y de cantidad de páginas.

En ese post, que creo que te puede ayudar en ese caso concreto, te enumero una serie de consejos para conseguir la inspiración necesaria para escribir sobre cualquier tema. Y aquí vuelvo a traer aquella frase de mi anterior post ¿te has planteado escribir un guión?, porque siempre hay algo que contar.

Evidentemente, puede haber más razones, pero estas son las 7 principales razones por las que aún no has conseguido tener tu guión con las que te puedes encontrar.

En el próximo post te contaré cómo puedes sobrevivir y salir airoso de estas situaciones. Te hablaré sobre las soluciones a todas tus dudas aunque, sin darte cuenta, ya te he abierto la puerta para que abordes algún problema. Nos vemos en el siguiente post.

 

Suscríbete a nuestra newsletter.

Entradas recientes

Escribe un comentario