La noche fue de dobletes. Lo sabe bien Tanafos, del iraní Farshid Ayoobinejad. Una historia que transita en una fábrica de piedra y que da voz a una plantilla de trabajadores desprovista de los derechos más básicos. Se ha alzado con los premios al Mejor Cortometraje y Mejor Dirección en la gala que ha clausurado la 21ª edición del Festival Internacional de Curtmetratges de Vila-real, Cineculpable, apadrinada por el Culpable 2018, el actor toledano Federico Aguado. Una velada mecida por el swing e inspirada en la pareja de gánsters más famosa del cine, Bonnie and Clyde -que ha puesto rostro al cartel del certamen, obra del estudio EdA- y en la que no han faltado las sorpresas. Empezando por la cuidada escenografía construida por estudiantes de la Escola d’Art i Superior de Disseny de Castelló. Ni las risas, con las dos maestras de ceremonias: las actrices y humoristas Arantxa González y Xel Curiel (Comediants, de À Punt).

Los dos pares de las emblemáticas ‘esposas’, símbolo del festival, que ponen rumbo a Irán proyectan el perfil internacional de Cineculpable. Les siguieron más. Otras cinco, hasta completar un palmarés dotado con 7.800 euros. El público dio su voto a Glitch, de Marcos Cabotá. Una comedia que aborda la frustrada cena navideña de Nacho con su familia.

La actriz Cristina Soria, protagonista de Una noche con Juan Diego Botto, una comedia sobre parejas dirigida por Teresa Bellón y César F. Calvillo, se alzó con el galardón a Mejor Interpretación Femenina. El actor Víctor Ortega hizo lo propio en la Mejor Interpretación Masculina por su papel en Gusanos de seda, del barcelonés Carlos Villafaina.

A su candidatura a los Goya 2019, el cortometraje 9 pasos, de Marisa Crespo y Moisés Romera, sumó anoche otro espaldarazo a su ascendente carrera al ser reconocido con el Premio Manuel Villarreal al mejor cortometraje provincial. El thriller de ciencia ficción Les 7 Llums, dirigido por Alberto Evangelio Ramos y protagonizado por el ondense Víctor Palmero (La que se avecina, Física o Química) y la valenciana Paula Muñoz (Niños robados, Ángel o Demonio, L’Alqueria Blanca) cerró el palmarés como Millor Curtmetratge en Valencià.

Los premios no acabaron aquí. También hubo esposas -patrocinadas por Reciplasa y como novedad este año-, para los 29 alumnos y alumnas de los institutos Miralcamp, Fundació Flors y Broch i Llop de Vila-real que han participado en Cinexpress 2018. Los tres cortometrajes pudieron verse anoche en la gala. Y con ellos, llegó al público el mensaje instando al compromiso vecinal para mantener una ciudad limpia, verde y abanderada del reciclaje recogido en los guiones y las historias de las tres obras. Todas han pivotado sobre esta temática en el marco del convenio de colaboración suscrito por Cineculpable con Reciplasa y la campaña Vila-real+Neta.

Otra de las novedades de la noche la puso la previa musical que dio la bienvenida a la gala: la performance de la asociación Swing i AU! de Castelló a las puertas del Auditori. Ya dentro, el swing siguió actuando como hilo conductor de esta edición con la actuación de The Party Swingers, autora de la banda sonora del festival este año: There will never be another you.

Con el palmarés completo, Cineculpable cierra su 21 edición.

PALMARÉS CINECULPABLE 2018:

Premio Mejor Cortometraje Sección Oficial (3.000 €)
‘Tanafos’ de Farshid Ayoobinejad.

Premio ‘Manuel Villarreal’ al Mejor Corto Provincial (1.500 €):
‘9 pasos’ de Marisa Crespo y Moisés Romera.

Mejor Dirección (600 €)
Farshid Ayoobinejad por ‘Tanafos’

Mejor Interpretación Masculina (600 €)
Víctor Ortega por ‘Gusanos de seda’

Mejor Interpretación Femenina (600 €)
Cristina Soria por ‘Una noche con Juan Diego Botto’

Premio del Público (900 €)
‘Glitch’ de Marcos Cabotá

Millor Curt en Valencià (600 €)
‘Les 7 Llums’, de Alberto Evangelio Ramos

Entradas recientes

Escribe un comentario